Thursday, January 29, 2009

El Principio



¡Hola!

¿Qué les puedo decir? En estos meses ‘apartado’ del blog me he metido en cosas muy interesantes. Estoy completando lo que van a ser mi maestría en la universidad, y estoy ya encaminado en mi doctorado en mi otra gran pasión en la vida.

De más decir, que la universidad de por sí me ha dejado poco tiempo para escribir y demás. Pero todo da vueltas, y aunque no he estado escribiendo por estos lares, quién sabe y a lo mejor un día vean algo escrito por mí, bajo mi nombre real, y no el seudónimo de “Maestro” con el que veo que muchos aún afectuosamente me llaman, en los emails que recibo o en los comentarios de los diversos artículos del blog.

También les contaré que me encuentro muy bien, y que he llegado a cierta “homeostasis” en lo que a las mujeres y yo se refiere. No estoy “satisfecho” (la satisfacción es el beso de la muerte para aquellos que buscan dar lo mejor de sí mismos para el mundo día a día); pero sí he encontrado cierto balance que, naturalmente, ha clamado poco a poco el ímpetu inicial que adquirí cuando empecé a escribir en mi antiguo blog, allá por el 2006.

Entiendo que el tema de las relaciones, seducción, y demás, es importante para infinidad de personas—es y va a ser un tema clásico, que hombres a través del mundo van a seguir discutiendo y sobre el cual se va a seguir argumentando de aquí a muchos, muchos años más. ¡Y qué sea para bien! Mi único consejo es que nunca permitas que “los árboles no te dejen ver el bosque”: deja siempre que sea tu amor por las mujeres y el deseo de tener un intercambio mutuo aquello que guía tu búsqueda; las técnicas, los cierres, los patrones, etc., todo eso llega a ser un DETALLE.

Y, lo admito, detalle importante, cuando uno está confundido y no sabe qué hacer. Las horas son largas cuando uno está pensando en esa chica que nunca nos correspondió, o aquella que quisimos y luego no quisimos y qué hubiera sido si… Siento que la comunicación que he tenido con aquellos interesados en el tema que han tocado en esta puerta, a través de mis posts, de emails, y de mi libro, es lo mejor que he podido hacer para aliviar un poco la carga a los demás, tomando lo poco que he aprendido en este camino y que he filtrado a través de mis propias experiencias en este campo.

Tengo mucho más que decir al respecto del tema. Tanto quizás como para escribir otro libro, más extenso al que ya escribí. Pero ahora no es el momento para que eso ocurra. Así que dejo todo lo ya dicho, en los posts del blog, para que cualquier curioso o ávido aprendiz pueda leer mis anteriores divagaciones.

Y dejo, como regalo final, mi libro, “Los Cuadernos del Maestro.” Aquellos que hemos participado en la venta del libro no tenemos el tiempo o la energía para seguir con las transacciones o con el correteo de recoger pagos y demás. A aquellos que compraron y leyeron el libro, mi gratitud por confiar en mí; si entendieron el precepto del texto, para que las cosas funcionen, se necesita existir en una realidad de abundancia—hago el libro público con esa mentalidad, y no con una de hacer que nadie sienta que se le tomó el pelo por un par de pesos.

Dicho lo anterior, “Los Cuadernos del Maestro” pueden ser descargados AQUÍ:

http://rapidshare.com/files/400879541/ElMaestro.pdf.html

Siéntanse libres de compartir el libro con aquellos que sientan que pueden beneficiarse de él. Por lo demás, por favor tengan en cuenta que el contenido está protegido bajo la Oficina de Copyright de los EE.UU.—es un delito citar partes del libro sin citar de dónde provienen, o el hacerlas pasar como propias, como vi que algún par de desadaptados hicieron por la Internet con partes de los primeros capitulos, que hice disponibles hace un tiempo.

Eso es todo. Un saludo y gracias por la visita.

Tu amigo,

El Maestro


EDIT: GRACIAS por la excelente respuesta que ha tenido la descarga gratuita del libro. La verdad no tenia idea de que tanta gente hubiera estado interesada en descargarlo (esto es en referencia a las cientos de descargas que tuvo desde que lo puse hace un tiempo en Rapidshare). Por lo mismo, me gustaria poder dejar que el libro siga "flotando" en la Red sin necesidad de tener que personalmente subir links aqui en el blog cada semana.

Por lo mismo que te invito a descargarlo y usarlo de forma gratuita, te invito a pasar al projimo la herramienta: Si encuentras algo de valor en el texto, una idea que te hizo cambiar para mejor, o que de alguna manera hizo de tu dia algo productivo, te invito a que subas el libro en algun servidor como Megaupload o Rapidhsare (toma 1 minuto) y lo compartas con alguien, sea en alguna lista de interes o en algun foro de discusion. Tienes mi permiso para hacerlo, y dicho gesto no representa ganancia financiera para el que escribe o para alguna otra persona.


Un fuerte abrazo y adelante!

Monday, August 04, 2008

Proyecto Garra de la Selva




Hace un tiempo envié a través de mi Lista un pequeño artículo llamado “El Paracaídas de Emergencia,” que trata de cómo desarrollar recursos de último minuto cuando hay vacíos incómodos en la conversación, etc.—cosas que, si bien no son el todo en la conversación, pueden salvar a alguien y darle un par de minutos para recuperarse y llevar la conversación por buen cause.

Luego de un tiempo de pensamiento y experimentación pasó por mi mente una idea que iba algo por ahí: ¿qué pasa cuando uno no tiene NINGÚN tipo de paracaídas? Ningún tipo de salvavidas, ni nada que pueda arreglar algo. Es decir, cuando sólo se es uno mismo, y nada más.

La idea puede ser tan trivial o tan profunda como uno quiera que sea (elige tú). Mas siempre tendrá en mi corazón un lugar privilegiado la idea del héroe que lucha contra todo lo que viene en dirección suya, y va más allá y logra superarlo todo (cortesía del romanticismo latinoamericano y ver infinidad de dibujos animados de chico) :P

Y en conversaciones con mis amigos, un día cuando alguien contaba acerca de un grupo de Fuerzas Especiales, escuché sobre un comando algo así como los boínas verdes o los seals en EE.UU., los ‘mejores de los mejores’, aquellos que tienen que triunfar o perecer en el intento. Y un amigo me contaba que la máxima prueba, el examen final como quien dice, era que los comandos eran soltados por su cuenta en paracaídas en algún lugar remoto de la selva, con tan sólo un cuchillo, y nada más. Los comandos tenían una semana para volver y reportarse: aquellos que no cumplían con el lapso requerido no eran admitidos como oficiales, y aquellos que no se reportaban no eran buscados. Es decir, esa era la forma como el ejército se aseguraba de quedarse sólo con LO MEJOR.

Y pasó por mi mente la idea de poner a prueba la habilidad de uno como seductor, como comunicador… Si lo piensas, estando en la calle, en un bar o discoteca, o donde sea que te gusta conocer mujeres, siempre existe ese “cancel” imaginario de último minuto: Puede ser que estén ahí tus amigos y que sean el “refugio” comentario uno del otro; si se achican y deciden que “mejor no” van a hablar con mujeres, entonces tiene el uno al otro para hacerse compañía. O estando en la calle uno simplemente puede decir “ahh mejor otro día” y emprender el paso sin que nadie repare que uno en su mente tenía la idea de ser sociable. Igualmente en bares, fiestas, y demás.

Es decir, siempre existe la posibilidad de pensar “otro día” y dejarlo ahí. Y a mi entender ESA idea es lo que más matador resulta a obtener resultados en este campo. Piénsalo por un momento: si entrando a tu primer día de escuela le hubieras dicho a tu mamá que no querías quedarte, y te hubieras ido a tu casa… ¿crees que ahora estarías LEYENDO estas palabras?

Piensa en todas las actividades que has hecho en tu vida por un mes, o una semana, y que ahora tienes como vago recuerdo. Piensa en las clases de música que tomaste un par de veces nada más, en el curso de inglés que obtuviste y que ojeaste una sola vez, en la vez que estabas hablando con una chica y te fue bien al principio pero luego no supiste que hacer y te excusaste, y nunca más la volviste a ver…

Quiero que observes un común denominador en todas las situaciones anteriores, o demás de la infinidad que todas las personas experimentan, y notes que siempre tuviste la OPCIÓN de decir “no gracias, ahora no” y dejas la cosa ahí.

¿Qué pasaría si eliminásemos esa opción, como en ese primer día de escuela donde los niños se quedan, así lloren o no tengan idea de cómo reaccionar ante el nuevo ambiente…?

Verás, mis amigos y yo hace un tiempo decidimos crear “misiones” o “proyectos” que teníamos que completar, digamos nuevas estrategias para poner a prueba nuestra eficacia como comunicadores. Y en un momento de inspiración decidí implementar la idea del comando en la selva, que tiene que sobrevivir o perecer, con la idea de aprender a ser sociable…

Llamé a este proyecto Garra de la Selva (Jungla Claw) en honor a uno de nuestros amigos, que tenía uñas largas en su mano derecha para tocar guitarra. Y como la operación de supervivencia de los comandos, esto NO es algo para novatos, sino algo para gente que sabe lo que tiene que hacer, pero no encuentra forma de forzarse a dar ese paso crucial y eliminar el paracaídas…

La idea es encontrar un sitio relativamente ‘aislado’, en el sentido que NO se encuentra a una distancia que uno podría caminar, o que tomaría una cantidad ridícula de tiempo en caminar de tal sitio a nuestra casa/ casa de un amigo, etc. Este sitio TIENE que ser uno concurrido por bastantes mujeres y demás personas. De alguna forma vas a hacer que un amigo te dé un aventón a ese sitio, o vas a tomar el bus o un taxi hasta ese sitio (si estás haciendo esto último, solamente trae el dinero suficiente para la ida, NO para el regreso).

La Clave es que NO vas a traer contigo nada de dinero, ni celular, ni tu propio auto, ni monedas o una tarjeta para usar un teléfono público. Igualmente estás terminantemente prohibido de pedir prestado un teléfono fijo o celular.

La idea es que, usando tus habilidades de seductor/ comunicador/ ser social, vas a conocer a alguien PARTIENDO DESDE CERO y ser tan devastadoramente encantador que luego de un rato, le vas a sugerir a la persona (que espero sea una chica guapa) que te dé un aventón… quizás para continuar la conversación en un parque público, lugar de interés, o quién sabe dónde…

De más decir que si no logras satisfacer el reto, te encontrarás varado en el culo del mundo, sin un teléfono para llamar a que te vengan a recoger, ni dinero para pagar tu pasaje de regreso, ni un perro que te ladre. O sea, jodido.

O triunfas, o emprendes la caminata de la derrota de regreso.

Como digo, esto no es algo para cardiacos, ni para novatos (a menos que estemos tratando con el novato tipo Rambo). Sé de muy pocas personas que han hecho esto, o cosas por el estilo, incluyendo a un fanático acérrimo del Doctor Ganji, quien encontró en Garra de la Selva una nueva razón de ser, y la fuente de un poder que nunca antes conoció.

Si estás listo para la misión, está la sección de comentarios para que plasmes tus aventuras. Si crees que te falta la sabiduría para emprender el viaje, tienes aquí todo el blog con artículos, además de las herramientas de mi libro. Si este es el comienzo de tu viaje, quizás con Garra de la Selva tienes ahora una especie de “prueba de fuego” a la cual aspirar con el tiempo.

El cielo es el límite…
Tu amigo,
El Maestro

Labels:

El Paracaidas de Emergencia




(re-post de un correo enviado a mi Lista de Interes en diciembre 2007)


¿Qué tal te va? En este email tengo un secreto para ti, que te va salvar de salir prematuramente de una agradable conversación, cual "paracaídas de emergencia" en caso te quedes de momento sin algo que decir.


El otro día conocí a unos chicos que se están iniciando en el camino, y estaban muy entusiasmados, pero de alguna manera no estaban todos "en la misma página." Ten en cuenta que cuando sales con alguien con la intención específica de conocer mujeres, es bueno establecer ciertas cosas de antemano: Quién entra, cómo, etc. Al no haber tenido la oportunidad de establecer este tipo de cosas, pasó un rato antes que me separara por mi cuenta y fuera a explorar el área a trabajar solo (cuando sabes qué hacer y cómo proceder, es hasta más divertido, ya que la dinámica cambia al no tener a tus amigos contigo).


Puede parecer hasta cómico, pero con mi 911 principal, tenemos arreglada la cosa al punto en que sabemos que a ambos nos gusta un tipo distinto de mujer, de manera que nunca vamos a "competir" por la misma chica.


Y algo que pude observar el tiempo que pasé con estos jóvenes, es que habían muchas ganas de iniciar conversaciones con mujeres ("abrir" grupos), y de usar una o dos piezas ("rutinas") para proseguir la conversación. Y para la mayoría de cosas que vi, aplaudo el coraje de muchos chicos de salirse de su zona de comodidad (para muchos, es lo más importante, y quizás lo más difícil).
Pero algo que no me cuadra mucho es que en casi TODOS los casos que vi, cuando el chico decía la rutina o rutinas que tenía preparada, y había un pequeño vacío en la conversación, el chico prácticamente se daba la vuelta y se iba. Y a más de una chica vi mirar al chico mientras se retiraba con una cara de "¿Por qué te vas...?" Pude ver en sus caras que la chica QUERÍA seguir conversando.


He aquí la importancia de reconciliar estas dos ideas: SÓLO PORQUE SE TERMINA EL MATERIAL "PREPARADO," NO SIGNIFICA QUE TIENES QUE ABANDONAR LA INTERACCIÓN.


Un pequeño vacío en la conversación no significa que "fallaste" o que la interacción ha muerto. Es simplemente una señal que es hora de mover la interacción en cierta dirección.
En mi LIBRO menciono algunas fórmulas para desarrollar la habilidad INCONSCIENTE de "tener algo que decir," de manera que uno nunca sienta el temor de "quedarse callado sin nada que hablar." Esa habilidad es infinitamente más importante que aprenderse "la rutina del zoológico encantado" o "el patrón de la mantis religiosa."


Y al mismo tiempo considero que es importante tener cierto "paracaídas de emergencia"; una línea que nos puede salvar cuando las palabras no salen (a cualquiera le puede pasar). Es bueno tener este tipo de frases al alcance de la mano, para poder salvar una interacción que está por lo demás re-bien.


Algo que le di a varios chicos para esos casos es la frase/fórmula "Oye, dime una cosa..."
La idea es que cuando uno no tiene NADA más que decir, puede decirle a la chica algo como "Oye, dime una cosa, ¿dónde compraste ese pendiente tan fashion?" o "Dime una cosa, ¿cuál es tu Tortuninja favorita? (he usado esta última decenas de veces y NUNCA ha dejado de romper el hielo :P ).


Nota que en el caso del "pendiente," estoy OBSERVANDO a la mujer y viendo algo que destaca en ella (pendiente, collar, aretes, peinado, cartera, etc.), y lo uso. Puedes asumir que TODO lo que una mujer tiene puesto fue minuciosamente escogido (las mujeres se pasan horas arreglándose para salir), y muy probablemente tienen una anécdota o historia para sus accesorios (ver: los aretes se los regaló su tía que vive en Tangamandapio; el pendiente lo compró en una feria artesanal en Cuzco, etc.). Cuando ella te empiece a contar de eso, vas a poder prestar atención y ver hacia dónde puedes guiar la conversación.


Recuerda, tus ojos y oídos son tus principales herramientas de seducción.


Ten esa frase bajo la manga (o busca otra que te guste y/o que funcione mejor para ti), y úsala: los paracaídas de emergencia tienen una razón de ser. La idea es SALVAR aquello que puede ser salvado (MUCHOS chicos se retiran de conversaciones que con un poco de esfuerzo podrían terminar de maravilla).


Piensa que esa chica con la que hablaste por treinta segundos pero con quien no seguiste hablando porque "no sabías qué decir" bien podría estar sentada en tus piernas en ESTE MOMENTO. Si te gustan los números y todo eso, pues estadísticamente, proseguir y no retirarse de la interacción puede potencialmente darte interacciones más conductivas a cualquiera sea tu gol, en lugar de abandonarlas "prematuramente."

Sunday, July 13, 2008

La Caminata Hipnotica

Muchos creen que la hipnosis es un tipo de magia, como en “abra cadabra” y cosas por el estilo. Y de alguna manera, diría que sí, existe cierta ‘magia’ en la idea de que las personas podemos alterar nuestros propios estados de conciencia, hasta llegar a alcanzar fenómenos que quizás escapan del entendimiento de mucha gente.

La hipnosis es algo que OCURRE, sin embargo. Así como ir al baño (por usar un ejemplo crudo), o dormir… cosas que si bien no representan TODA la experiencia humana, es algo en que las personas incurrimos día tras día.

Me explico, la idea detrás del concepto moderno de hipnosis es la de generar un estado de conciencia con foco interno (a diferencia de tener un foco externo). Quiere decir, en lugar de estar concentrándonos “en el mundo exterior”, el foco es “en nuestra mente.”

Nota ejemplos canónicos, como estar conduciendo en una autopista, y mientras nos concentramos en nuestros propios pensamientos, PUM, ya transcurrió una hora. (He aquí la clave para aquellos que quieren experimentar cosas de forma más rápida, como conferencias aburridas, y/o sentir que el tiempo dura más y más, como cuando estamos con una chica guapa).

Existen muchos buenos libros allá afuera de lo que es hipnosis, y como utilizar ideas prácticas para traer beneficio a nuestras vidas. Mi propio libro explora como usar herramientas hipnóticas para lograr cambios a nivel personal, y en nuestra relación con el género opuesto.

Una idea general, como la impartieron Bandler y Grinder al inicio de su carrera en PNL, es la de sistemas de representación. Esto quiere decir que así como las personas experimentamos la realidad con cinco sentidos de forma externa, de forma INTERNA también contamos con estos cinco sentidos también. Es decir, que en nuestra “imaginación” podemos pensar generando/visualizando imágenes, escuchando sonidos, percibiendo sensaciones kinestéticas (por ejemplo táctiles), etc. Un poco de auto-exploración mental te va a probar que este es un modelo muy eficiente para conocer acerca del mundo interno de las personas.

Ahora si bien eso es interesante, la cosa se pone mejor aún. Todos tenemos por lo general un sistema representativo PREDILECTO, uno que mejor nos ayuda a experimentar la realidad (ver: visual, auditivo, kinestético, etc.). Por lo general las personas tienen como sistema predilecto el visual, a menos que hayan puesto énfasis en su vida en el auditivo, como en el caso de un músico.

Claves que te van a dar información acerca de su sistema incluyen el LENGUAJE que las personas usan: una persona visual va a decir cosas como “puedo VER algo interesante en la forma como…” o si les preguntas qué les gusta más de su sitio favorito en el mundo van a decir cosas como “los colores, la forma como todo se mezcla…” Esto es diferente de una persona que tiene como modalidad predilecta la kinestética, por ejemplo, que diría cosas como “me SIENTO un poco decaído” o “SIENTO que estamos haciendo progresos en este campo.”

La gente siempre te está dando este tipo de información: ¡PON ATENCIÓN y vas a poder infiltrar su mundo al conocer cómo funcionan!

Un concepto útil, del cual hablo extensivamente en mi libro, es que cuando sacamos a una persona (estando en Proximidad, y manteniendo ciertos parámetros) de su modalidad predilecta, y la bombardeamos con una distinta, esta persona entra en una especie de trance hipnótico.

Con ello en mente, y en vista que NO es necesario estar dormido o perder la conciencia para estar en un trance hipnótico, esta idea es algo que podemos usar para un divertido juego de mi invención: La Caminata Hipnótica.

Este es un juego MUY divertido cuyo propósito es enmarcarte a ti mismo como una autoridad en lo que a explorar y sentirse bien se refiere, a la vez que los niveles de Proximidad y comfort entre tú y la mujer se disparan por las nubes! Idealmente están ambos paseando, quizás tomando una caminata por un parque o plaza, etc. (algún sitio transitado o donde haya cierta actividad).

Primeramente le explicas a la mujer acerca de lo que son modalidades sensoriales, y le invitas a averiguar cual es su modalidad predilecta:

YO: Veamos, piensa en el lugar que te fascina, quizás algún paraje que has visitado o que te gustaría conocer…

ELLA: OK…

YO: OK, ahora dime qué es lo primero que notas acerca de este lugar…

ELLA; Pues, es una playa, y VEO como las olas azotan la orilla… y el RESPLANDOR del sol en el mar… y el agua CRISTALINA…

YO: ¿Notas? Tus predicados “resplandor” y “cristalina”, y el verbo “ver” indican que estabas usando imágenes, y que lo que más disfrutas de este sitio empieza en ti por lo visual… [El mismo proceso serviría en caso utilizara adjetivos relacionados con el ámbito kinestético, como “sentir”, etc.]

ELLA: Wow, cool, bla bla…

YO: Sí, y eso a la vez quiere decir que tú experimentas la realidad principalmente por lo que tus ojos ven… es decir, antes de notar otras cosas quizás, como sensaciones o sonidos… lo que hace que cuando estas sensaciones se hacen presentes, quizás dejan un gran impacto en ti…

ELLA: Definitivamente, bla bla (no importa en este momento lo que diga)…

YO: Vamos a probar un juego para que veas a lo que me refiero… En vista que tu modalidad principal es la visual, por un breve momento vamos a evitarla, pero al mismo tiempo vamos a estimular las demás… Mira, vas a cerrar los ojos y no los abras hasta que te avise, y vamos a caminar en LÍNEA RECTA: vas a tomar mi brazo, de manera que puedas caminar sin preocuparte, y yo te voy a guiar por este camino llano, de manera que NO te vas a cruzar ni tropezar con nada… Y quiero que notes TODO lo que experimentas más allá de lo visual… los sonidos, las sensaciones del viento en tu piel, todo… ¿Lista? [La guías, mientras ella te sigue con los ojos cerrados, invítala a notar ciertas cosas, como música, sonidos, sensaciones… ayúdala a experimentar la realidad de acuerdo a como lo haces TÚ].

Ese es el juego. Es difícil describir el tipo de experiencia que esto le proporciona a la mujer. Como principio general, quizás NUNCA en su vida ha tenido la experiencia de haber caminado con los ojos cerrados en la calle, concentrándose en los sistemas auditivo y kinestético. ESO de por sí sólo va a generar una conexión especial para contigo: ESTÁS PROVEYENDO EMOCIONES NUEVAS Y TANGIBLES, no la estás sentando por dos horas en un cine para hacer tiempo entre pausas aburridas…
Nota que en caso la chica muestre que sus modalidades sensoriales predilectas son auditiva o kinestetica, entonces puedes usar el marco que "la vas a ayudar a experimentar la experiencia, AMPLIFICANDO lo auditivo/kinestetico, yendo mas alla de lo visual... Recuerda, esta es una OPORTUNIDAD PARA ELLA, simplemente busca los marcos que mejor te ayuden a presentarle este REGALO, de manera que puedas Calificar y ver si ella es lo suficientemente astuta para recibirlo...

El lector astuto habrá notado que, dependiendo qué tan favorable son sus reacciones en este momento, puede empalmar en algún momento en la caminata, y proceder directamente a un Cierre con Beso para cerrar el momento mágico con broche de oro. Las posibilidades son infinitas, te estoy dando aquí el esquema básico nada más…

Sé creativo y juega con esto, es un juego MUY divertido y eficiente para una salida o cita con una chica: al ella tomarse de tu brazo o mano para caminar están incrementando el contacto físico (ni que decir que dan la apariencia de caminar como pareja), está sintiendo cosas nuevas, y lo más importante, tú estás siendo el guía y el maestro de formas nuevas de sentirse. Asegúrate de establecer el marco de referencia, y de Calificar a la chica ANTES de usar esto: ¿Es ella el tipo de mujer que le gusta explorar cosas nuevas? ¿Es aventurera? ¿Le gusta divertirse y pasarla bien? ¿Confía en ti lo suficiente para caminar contigo unos pocos metros en un camino llano? Todo es importante, y a la vez todo ocurre bajo el marco que tú eres la autoridad y la estás trayendo a ella A TU REALIDAD!

¡Diviértete, y comenta tus resultados!
Tu amigo,
El Maestro

Labels: , , , , ,

Wednesday, July 09, 2008

Del cierre con beso...


Todos sabemos que se puede usar el aceite de oliva para cocinar, para sazonar ensaladas, freír, y demás…

¿Pero usar aceite de oliva para lograr un Cierre con Beso? Es decir, para pasar de conversar con una mujer a estar BESÁNDOLA…

Esta es una de mis técnicas favoritas para lograr dicha transición, que ocurre de manera gradual y carga la situación hacia un ámbito erótico-energético muy suavemente, hasta que la mujer y tú se están besando apasionadamente por primera vez…

En mi búsqueda de implementar mejores conocimientos y demás, he estado pasando por distintas etapas de experimentación. Y todos sabemos que hoy por hoy existen INFINIDAD de escuelas de pensamiento: unos dicen “sé alfa, cuando se te antoje besar a la chica, la agarras y la besas.” Otros dirán “tienes que hacer poco a poco, calentar sus motores poco a poco… y cuando ella esté lista, haces X, Y, Z… y la besas.” Neil Strauss y otros maestros hablan de cierta terminología para “cambiar de fase” en la interacción (es decir, de la fase ‘de conversación’ a la ‘fase física del beso’).

Es interesante, pero con todo lo que leí al emprender mi propio camino, aún me quedaron muchas dudas en un primer momento acerca de cómo hacerle para darle un beso a una chica. Si estás comenzando en esto y tú mismo tienes tus propias dudas, te digo que puede parecer cuesta arriba hasta que ese primer beso se materializa, y de ahí como que la cosa se vuelve más natural para todos.

En mi libro menciono algunas estrategias para conseguir el beso, siendo la de “la interrupción hipnótica” mi favorita de todas. Pero volviendo al tema, según aprendí de los maestros que más me influenciaron, la idea de estar en contacto físico con una mujer no debe representar un PASO ADICIONAL a tu interacción: es decir, el pensar “ok ahora hablamos, y ahora la toco, y ahora la beso” es crear límites adicionales a una idea que por lo demás no requiere de ello. Piensa, que si te pones a bailar y en tu mente estás pensando “uno-dos-tres-cuatro-y-Uno-dos…” y eso es lo único en tu mente, vas a dar la apariencia de una especie de robot…

La idea que considero más importante es la de mantener este carácter de danza… en el sentido orgánico de la palabra. Uno hace lo que se requiere cuando se requiere. Puede haber un momento donde la mejor opción EN EL MOMENTO es la de ir poco a poco; puede ser que agarrar a la chica y plantarle un beso sea lo que se necesita; puede que sea quizás ELLA la que de un salto te agarra a TI.

Para aquellos que nunca han experimentado esto, les digo, cuando logran CALENTAR los motores apropiados, van a ver cosas MUY diferentes de lo que la mayoría de chicos experimentan en su vida diaria. He tenido chicas que me dijeron que ellas, anticipando el beso mío, estaban con los ojos cerrados visualizando colores que emanaban de ellas, como si estuvieran experimentando una especie de nirvana. ¿Qué puedo decir...? Amo la hipnosis.

Como regla general diría que si por alguna razón, motivo, o circunstancia crees que “es buen momento” para besar a la chica, por lo general ya estás un pelo tarde en el asunto, y tienes que actuar YA.

Es decir, no esperes el momento PERFECTO. Tal cosa es una ficción. La perfección ocurre LUEGO del acto, cuando la mujer reflexiona acerca de lo ocurrido, y en su mente juegan todos los marcos de referencia que pusiste, para guiar con tu lenguaje sus procesos emocionales.

Lo único que tienes que hacer es ACTUAR. Si no calculas bien, y termina ella haciendo la famosa movida “mejor besa mi nuca”, pues caballero, “EN ESE MOMENTO” la cosa no resultó, pero actuaste, y eso es lo importante. El mensaje que quiero pasarte es que en esta vida las cosas no PASAN espontáneamente para todo el mundo: tienes que ser el agente catalizador que hace que ocurran los procesos cuando el momento es apropiado.

¡Si no actúas, por definición, eres un ser inerte!

Pues bien, volviendo al aceite de oliva. En algunas ocasiones, vas a notar que la “vibra” de la interacción está como en una especie de punto crítico: han estado hablando, riendo, tocándose por aquí y por allá, y se encuentran en el punto donde la cosa puede quedarse en lo “cortés y amigable,” o explotar e irse por el ámbito de lo físico-sexual (esto es un modelo MUY simplificado, la cosa no es tan uno-u-otro en la vida real).

Existen algunos modelos para hacer ese ‘cambio de fase’ para irse por la tangente física. Mystery tiene su “Alto, ¿quieres besarme?” y Strauss y séquito tienen su “Cambio de fase evolutivo” que les funciona de diez. Sin embargo, con muchas mujeres tales rutinas se han ido de bruces, en mi experiencia porque en parte apelan mucho a la parte racional de la mujer: Cuando le preguntas a una mujer ¿Quieres besarme?, ella necesita generar un estado-meta y analizar sus emociones desde una posición disociada: necesita generar una emoción acerca de una emoción. Cuando le dices a una mujer que te muerda, etc., funciona bien si la cosa ya pasó ese punto crítico, pero aquellas que se encuentran ahí pueden tender a regresar a la fase anterior si sus motores no se encuentran lo suficientemente calientes.

Una técnica que me gusta (porque evita ese elemento de conciencia y se queda únicamente en lo físico) es lo que llamo el Cierre de Oliva. Esto es algo que creé derivado de una idea que aprendí de PlayboyLA (él no usó la parte del aceite).

La idea generadora es que yo personalmente descubrí hace un tiempo que si antes de afeitarme froto mi rostro con aceite de oliva, mis afeitadas son mucho más al ras y mi piel queda MUCHO más suave y humectada que si sólo utilizara la crema de afeitarse (vaya, esto está empezando a sonar como propaganda de jabón).

Y muchas veces le termino comentando dicho procedimiento a las chicas que me preguntan cómo hago que mi rostro quede así luego de afeitarme (¡créeme que hace una diferencia para aquellos que te ven!). Y les digo del aceite de oliva, y les invito a que sientan mi rostro (sea con sus manos, rostros, o labios). Esa es la idea generadora.

Ahora, para transferir esta idea a cómo usarla para cerrar con beso, simplemente necesitas añadir un par de detalles. El marco que utilizo es el de explicarles algo cool acerca de ellas mismas:

(Para esto ya le hablaste de la afeitada de aceite de oliva, y la invitaste a sentir tu rostro, por lo menos con sus dedos).

YO: Sabes, en mi carrera como músico he notado que los dedos son una de las áreas más sensibles en términos de conocer las cosas y explorar el mundo. Tenemos infinidad de nervios ahí, etc… [nota el marco: tú eres la autoridad, le estás explicando algo].

(Aquí es momento para mostrarle lo distinto que se siente la palma de su mano que el revés, en términos de sensibilidad al tacto, etc. Buen momento para incrementar el contacto físico.)

YO: Pero algo que poca gente sabe es que áreas que igualmente tienen mucha sensibilidad, igualmente responden al tacto favorablemente. Por ejemplo, en la nariz tenemos el sentido del olfato, pero la nariz es casi tan o más sensible al tacto que la mano…

YO: Por ejemplo, pasa la punta de tu nariz por mi rostro y nota que tan distinto se siente a cuando lo sentiste con tus manos…

De aquí es cuestión de microsegundos. Ella ya tiene su ROSTRO en contacto con el tuyo. Puedes oler su cabello, o poner tu propia nariz en su rostro (como quien imita el gesto), y pasas a besarla. Aquí tienes que dar ese paso y plantarle uno: lo NORMAL es que si tiene su rostro ahí, es porque está lo suficientemente cómoda para besarte…

Y si te dice cualquier cosa después, pues tienes oportunidad para usar el chiste que “eso le pasa por meter sus narices y husmear por ahí ;)”

Recuerda, que MÁS importante de lo que digas en ese momento, o del procedimiento o que digas las palabras correctas, es el MARCO que estás usando: tú eres la autoridad, tú le estás mostrando algo interesante acerca de cómo funciona su propia fisiología. Hasta si quieres un par de puntos extra puedes decirle que su piel es bien suave (luego de sentirla brevemente con el envés de tu mano, por ejemplo), pero que quizás podría serlo más aún… de aquí empalmas para explicarle del aceite de oliva, o cualquier humectante que uses, etc. En todo momento estás siendo TÚ el que le está explicando a ella. TÚ ERES EL MAESTRO.

Esta técnica es matadora, úsala para el momento correcto, y sé el agente que hace que las cosas pasen.

Estaré muy interesado en saber los resultados de aquellos que usen esta técnica allá afuera (o adentro), y demás.

Tu amigo,
El Maestro

PD: Pienso hacer updates al blog más seguido de lo que he venido haciéndolo últimamente, así que estate al tanto para más consejos y nuevas ideas con las que he estado experimentando estos últimos días!!!

Labels: , , , , , , , ,

Monday, April 07, 2008

Historias Zen (2)

“Como decíamos ayer” en un post reflexionando acerca del tema de contar historias como herramienta de seducción, y de por qué la mayoría de chicos se confunde con este tema y termina haciendo un zafarrancho, quiero expandir esa idea y darte algunos consejos que, quién sabe, pueden hacer de tus “historias” algo radicalmente diferente.

Esto puede ser explicado mejor mediante dos ejemplos contrastantes. Fíjate en el primer caso:

Historia ejemplar 1: “Tengo varios amigos que disfrutan de vivir bien. Tienen bastante dinero, así que les es posible viajar a cada rato; casi todos en verdad decidieron prescindir de la universidad, ya que en ese tiempo ya estaban administrando empresas y haciendo bastante dinero. TODOS tienen chicas hermosas consigo en todo momento, y cuando van a la discoteca, siempre estamos rodeados de las chicas más fabulosas del lugar. La verdad no nos gusta parar mucho con gente aburrida y medio callada, porque luego empiezan a aburrirnos a todos y no hay hora en que podamos desprendernos de ellos…”

Ahora nota este otro caso:

Historia ejemplar 2: “De todos mis amigos, diría que Pedro es una de las personas más intrigantes que haya podido conocer… es de ese tipo de chico que, si bien siempre tiene buenos sentimientos y buenas intenciones, por lo general no es nunca el alma de la fiesta. Muchas personas dicen que él “está bien como está,” o hasta que “es medio callado, pero ‘esa es su personalidad,’” pero yo pienso distinto… me parece que es más cosa que cuando Pedro descubre aquello que en verdad le interesa, en verdad puede encontrar esa comodidad que le otorga la LIBERTAD de hacer y decir aquello que corre por su mente… lo que me hace pensar, ¿no es eso lo que queremos muchas veces? ¿Expresarnos y poder ser quienes somos sin reparo al qué dirán, sin reparo a que nadie puede decirnos qué hacer y qué no, salvo nosotros mismos…?

Más allá de la obvia distinción que la primera historia es una anécdota un tanto banal, a comparación de la segunda, que es un tanto más reflexiva y motivadora, quiero que entres más allá de lo evidente y percibas lo que ocurre contigo mismo al leer esos ejemplos.

En el primer caso el interlocutor puede bien pensar algo como “Wow, este chico tiene dinero” o “a este tipo le gusta divertirse y tiene los medios para pasarla bien,” “tiene influencia social,” o hasta “es de alto valor social” (odio esa frase). Pon atención, sin embargo, esas son todas decisiones referentes a la historia que el interlocutor podría tomar de forma CONSCIENTE—cosas racionales que una persona común podría pensar dado el contenido presentado.

Pero más importante aún, nota el PUNTO DE PERCEPCIÓN del interlocutor: es MUY fácil tomar la historia como algo que le ocurre a LA TERCERA PERSONA. Esto es **CLAVE**. No hay mucho margen para identificarse con el interlocutor en el primer caso, a menos que el interlocutor comparta dicho estilo de vida, o que desee vivir dicho estilo de vida de forma sumamente real y vívida.

El contenido es algo que le ocurre “A ELLOS” o “a él”… Y NO ALGO QUE “ME OCURRE A MÍ.”

Por otro lado nota el segundo ejemplo. Es más fácil para el interlocutor compenetrarse con la historia, con el caso de “Pedro” y pensar para sí mismo “vaya, yo también tengo algo de Pedro…” Ello hace que el mensaje/reflexión final sea algo que el interlocutor puede aceptar hasta con una sonrisa en el rostro, sintiéndose bien consigo mismo. El interlocutor no está percibiendo la historia desde una vitrina, sino que se encuentra compenetrado, VIVIENDO la historia y sintiendo lo que mi personaje siente. Esto es algo que los grandes oradores, escritores y comunicadores hacen, de manera que su audiencia siempre se encuentra cautivada con la narración.

Para que tus historias o anécdotas tengan la mayor eficiencia en el campo de la seducción, igualmente, TIENES que darle ese componente de “tercera dimensión” de manera que tu interlocutora esté no sólo “escuchando” lo que dices, sino viendo las imágenes que sugieres, y sintiendo las emociones que narras. Caso contrario tu audiencia te va a escuchar cortésmente por un par de minutos y luego te dará el “Jaja, qué interesante… oye, discúlpame un momento ya vuelvo” para no volver más.

Cuando hablo de “traer a la mujer a tu mundo” en PARTE me refiero a esto. En gran parte la idea de seducir a una mujer tiene que ver con el hecho de hacer que te perciba a ti como el hombre con quien ella quiere estar. Si te fijas, las personas tendemos a pensar acerca de las personas de distintas formas. Al pensar en algo que nos desagrada por lo general vemos la imagen como a través de una vitrina, de modo distanciado; cuando algo nos agrada, nos es real y vívido, lo concebimos a través de nuestros propios ojos… lo experimentamos como algo que es o bien puede ser REAL.

Es importante que aprendas a comunicarte de manera que la mujer te perciba no como un payasín o como una figura estelar fuera de su alcance (ella va a estar admirada, pero no va a considerarte como algo real, y por ende es lo más probable que te perciba como algo “bidimensionalmente ajeno.” La idea es que tu comunicación sea tal que puedes traer a la mujer a tu mundo, que sienta lo que dices y que te perciba a ti como el tipo de hombre que puede hacer de las emociones no algo “bueno pero distante,” sino algo “REAL, AQUÍ Y AHORA.”

Nuevamente, la clave radica en tu capacidad de observación y en tu habilidad para establecer Proximidad emocional con la mujer. En mi libro hablo acerca de una herramienta hipnótica que es LA CLAVE para poder comunicarse de esta forma, que tiene que ver con la forma en como nos compenetramos y la forma en como la mente se mueve para derivar significando acerca del lenguaje al que es expuesta (los que tienen ya mi libro sabrán que me refiero al principio hipnótico de “búsqueda mental transversal”).

Claro, muchos fanáticos de la comunidad de seducción estarán más pendientes de llenar horas de narración con “historias de valor social” (guácala). Aquellos que me conocen y saben de qué se trata aquello que yo hago, entenderán que prefiero hacer las cosas bien pensadas, a la vez que hago aquello que va a tener el efecto en verdad demoledor que mi comunicación para con el género femenino puede tener. Las mujeres no quieren ser maravilladas con historias llenas de opulencia y relaciones públicas: quieren sentir que alguien las trae a un mundo donde ellas pueden sentir que sus emociones adquieren masa crítica y se vuelven tan reales como las palabras que estás leyendo ahora.

Espero esta discusión te sea útil en tu comunicación, sea como un entendimiento básico o con un manejo más profundo de este concepto.

Que te vaya bien.
El Maestro

ElMaestroCorreo arroba hotmail.com

Monday, March 24, 2008

Historias zen



Existe en la comunidad de seducción una obsesión prácticamente patológica con todo lo referente a “contar historias.” En estos últimos días me he hallado revisando el tema, en vista que uno buen amigo mí se ha hecho grandes problemas últimamente, y se pasa día y noche caminando por la escuela con una carpeta gigante llena de “historias” que quiere aprender o memorizar. Y yo tengo un gran problema con esto, lo cual voy a tratar en el presente episodio.

Exploremos un poco los orígenes detrás del concepto de tener historias y/o preconcebidas para usar en el contexto de un acercamiento con miras a seducir a una chica. Los de la “guardia vieja” a lo mejor se saben los clásicos “Elvis se teñía el cabello,” “La Novia Celosa,” o hasta quizás “Mi Pequeño Pony” para los que les gusta las cosas más rebuscadas (todas historias o “rutinas” para ser usadas como relleno en una conversación, listas para llenar un silencio incómodo). Esos eran los viejos tiempos de la comunidad de seducción, cuando la idea principal giraba en torno a que era preferible mover la boca y hablar hablar hablar a quedarse callado (Dios no permita que una mujer que no conocemos pueda pensar que nos incomoda el silencio).

Entraba aquí entonces la memorización para dar los primeros pasos: usar las MISMAS historias una y otra vez, hasta que sean algo que podamos usar espontáneamente, como un chiste que un cómico repite infinidad de veces con distintas audiencias. Muchos dijeron que el seductor tenía que convertirse en una suerte de actor (“performer” en inglés); esto estaba ligado a muchas de las grandes personalidades de la comunidad, como Mystery, quien en efecto era un mago y estaba acostumbrado a “actuar” y montar un show como parte de su vida cotidiana. Nada inusual el repetir las mismas historias, explicaciones, y anécdotas, cual mago que repite las mismas ilusiones para distintas audiencias.

El problema fundamental que tengo con dicho marco de referencia es que tiene como centro al seductor-actor, con las mujeres en la órbita. Desde este punto de vista, las rutinas e historias son prácticamente siempre las mismas, lo que por consiguiente viene a mostrar que para el seductor-actor es lo mismo seducir a una mujer que seducir a otra: para ellos es el mismo procedimiento, y distintas mujeres van a recibir prácticamente el mismo tratamiento (o por lo menos van a escuchar las mismas historias y anécdotas).

Aquellos que disfrutan de razonar sus acciones y optan por lo que llamo un “juego inteligente” podrán entender por qué se me escarapela el cuerpo cuando un novato me dice que con narrar historias por dos horas (o por el tiempo que dure la “rutina” que tiene preparada) puede prácticamente hasta ignorar o des-sintonizar a la mujer, como si sus “historias preparadas” fuesen a surtir un efecto mágico que para nada requiere de su atención conciente.

John Grinder, uno de los co-fundadores de la Programación Neuro-Lingüística, tiene una cita que me encanta, que dice “en hipnosis, el cliente es quien hace el 99.99% del trabajo de hipnosis, y el resto es hecho por el operador (hipnotista).” De igual manera, en el ámbito de la seducción es la mujer quien debe hacer el 99.99% de la “seducción”: Si te fijas en las famosas historias de seducción del pasado, o en tus familiares o amigos, en aquellos casos donde la mujer EN VERDAD está LOCAMENTE ENAMORADA, no es porque el hombre trata de “hacer” mucho, sino es casi siempre porque el hombre HIZO LO SUFICIENTE PARA QUE LA MUJER PUEDA HACER EL RESTO DE LA SEDUCCIÓN POR SU CUENTA.

Aquellos que han practicado artes marciales entenderán la analogía del maestro de judo o aikido, que simplemente GUÍA al oponente hacia su propia derrota, sin necesidad de usar fuerza bruta, tomando como base la propia energía del contrincante. Los más grandes líderes de la historia no han sido aquellos que han tratado de empujar a sus seguidores al límite, sino aquellos que lograron divisar una estrategia que permita que sean los seguidores quienes lograron descubrir su propio potencial, y en base a eso lograron actos que hoy por hoy son recordados como acciones sorprendentes.

De la misma forma, te invito a considerar la máxima que cuando estamos invirtiendo DEMASIADA energía en algo, es probablemente porque estamos obviando alguna alternativa que nos puede ser más útil. Podemos frenar el río con represas y con mucha fuerza… pero en la mayoría de casos lo más sensato es construir un canal que nos permita desviar el río, utilizando SU propia fuerza, pero sin tener que entrar en confrontación con ella.

De esta forma, mi idea de la seducción es poder usar nuestra mente para guiar las emociones de una mujer cual río, usando su propia fuerza e ímpetu. Muchas la avalancha empieza porque una pequeña piedra crea un efecto en cadena: en lugar de traer camiones de nieve, busca convertirte en la piedra que utiliza la gravedad para lograr la fuerza en masa.

Si te estás rompiendo la cabeza tratando de descifrar “el gran misterio de la humanidad” y pensando qué es lo que tienes que decir y hacer para que Clarita acepte tu invitación al cine; si has estado tratando de aplicar “el método” y te has aprendido diez mil rutinas, las anécdotas más interesantes, y los chistes más graciosos… pero lo único que has encontrado son miradas confusas y chicas que se aburren a los tres minutos… es probable que estés aplicando “fuerza” en los lugares equivocados.

Los maestros que más admiro son aquellos que saben lograr que la mujer termine “cayendo por su propio peso” prácticamente en sus brazos. La idea de ser “irresistible” está relacionada a ello: cuando dos fuerzas se encuentran, se genera resistencia, pero cuando uno deja que la fuerza pase, pues simplemente con quitarse del camino basta. Toda la “vanidad falsa” de la discoteca, la “barrera antiperra” que las chicas ponen para no parecer fáciles, las faldas cortas, el maquillaje, los tacones altos, los bronceados fríamente calculados, los tintes de pelo, las cirugías para senos perfectamente perfectos, y aquellas para senos perfectamente perfectos-pero-parecen-naturales-porque-no-son-tan-perfectos-y-redondos… todo eso es energía que viene del lado de la mujer contemporánea.

Si nos detenemos a hacer cachascán con esa energía, o bien vamos a tener que usar más fuerza (con decenas de piropos negativos, en reacción a todo ello, para mostrar cuán poco estamos “reaccionando” a sus encantos y conducta), o ahí también salen las historias de terror de los chicos que fueron maleteados cual pordiosero por un puñado de chicas guapas en la discoteca.

Es hora que los hombres que aspiran a ser en verdad MAESTROS de la seducción se den cuenta que en este juego no estamos compitiendo “en contra” de la mujer, sino que simplemente estamos jugando CON ella—como un equipo!

Este iba a ser un post relacionado a narrar historias… pero me fui por la tangente zen. Así que queda pendiente.

Este episodio continuará…

Labels: ,

Saturday, March 15, 2008

La Matriz (1)

Hablemos. Hace un tiempo no escribo. Digamos que varias cosas del campo profesional han venido por mi camino, dejándome poco tiempo para escribir todas mis ideas más recientes en este campo. Antes que nada, gracias a todos aquellos que me siguen escribiendo a mi email ElMaestroCorreo arroba Hotmail.com, con comentarios, anécdotas, y/o preguntas acerca de los temas que trato en mi libro.

Algo que surge de cuando en cuando es el tema de “traer a una mujer a nuestro mundo.” Soy consciente que a lo largo del blog hablo de ello, así como probablemente mencionan casi todos aquellos que tienen algo que decir acerca del tema de la seducción. “Traer a una mujer a nuestro mundo” representa una suerte de punto conceptual en el cual convergen ideas que pueden ir desde lo teórico hasta lo metafísico, pasando por lo casual y lo mundano. Así que vayamos por partes.

Hablemos por un momento de las personas. Lo hermoso es que si bien todos somos distintos y únicos… todos nos desenvolvemos dentro de una serie de patrones que viene a ser ciertamente limitada, si tomamos en cuenta que de todo no es caos en este mundo. Es decir… somos distintos, pero no TAN distintos. Y eso es lo que nos permite utilizar herramientas que trabajan con patrones de conducta y/o pensamiento, sea desde el campo lingüístico (como en PNL, por ejemplo), o desde las dinámicas sociales contemporáneas (como vería alguien como Mystery, por ejemplo).

Nota que todos tenemos un mundo interno, lleno de pensamientos y todo lo bueno. Como personas, nuestro estado mental se ve alterado varias veces al día, cada día de nuestra vida, desde el momento en que nos despertamos, hasta cuando nos vamos a dormir, pasando por ejemplo por un estado de sueño profundo, donde nuestra realidad se ve dominada por un mundo quizás mágico y fantástico, hasta cuando nos hallamos en la plenitud del día, haciendo quizás cálculos u operaciones que requieren de nuestra total atención.

Diría que en gran parte donde MUCHOS hombres pierden el control al lidiar con mujeres, por ejemplo al conocerlas luego de un primer acercamiento, es al no saber maniobrar el tramo que separa al mundo de Juan, con los pensamientos, creencias, y patrones mentales de Juan, con el de María, por ejemplo. Imagínate que tratases de comunicarte de buenas a primeras con alguien que no habla para nada tu mismo idioma. Claro, si la persona se acerca de manera calmada y con una sonrisa no vas a tener razón para sentirte preocupado o temer por tu vida; si la persona quizás se lleva el dedo a la boca quizás notes que te está preguntando dónde puede encontrar algo de comer… Pero la comunicación no va a ir quizás mucho más allá de lo básico a menos que se salve esa distancia y se genere cierta Proximidad Emocional entre ambas personas.

La idea de todo esto, la de generar esa Proximidad que hace que se genere un vínculo emocional a nivel inconsciente, es poder lograr que la mujer sienta que tú y ella están en la misma onda, en la misma página; que ella sienta que de todos los hombres que se le han acercado a hablar, de todos aquellos que quieren ofrecerle favores, o que le otorgan tratamiento preferencial, y de todos los que están visiblemente atraídos a sus encantos femeninos… de todos ellos, tú “entiendes” su mundo interno.

Si logras que una mujer te perciba bajo ese marco de referencia, vas a tener pocos o ningún problema en cuanto a “cómo hacerle” o “qué decir para que la conversación no se ponga aburrida” o cosas por el estilo.

Quiero que VEAS LA MATRIZ, quiero que SEAS el juego en lugar de que lo juegues.

Nota lo que dije hace unas líneas: el hecho de que generes esta Proximidad emocional va a hacer que ella te PERCIBA de una manera distinta. En efecto, al generar esta Proximidad lo que estás haciendo simultáneamente es establecer un marco de referencia (Busca mi post “Nuestro Amigo Marco” si este es un concepto nuevo para ti). Los marcos son establecidos TODO EL TIEMPO; la cosa es buscar establecer marcos que sean ÚTILES para nuestra causa, en lugar de inútiles o irrelevantes tanto para ella como para ti.

Pues bien, puede que estés pensando Ok, bien, tengo que hacer todo eso y esto otro… pero ¿Cómo? ¿Cómo enrumbarme con el pie derecho, y hacer lo correcto desde el principio? ¿Qué tengo que decir y hacer?

Afortunadamente (o quizás desafortunadamente para algunos) en el nivel que propongo operar las fórmulas, líneas estándar y demás no son algo en verdad útil. Es decir, no te puedo decir “ok, di esto, esto, esto, y esto, y CUALQUIER mujer del mundo va a caer rendida a tus pies” (quien te diga algo así probablemente va a querer venderte la Torre Eiffel dentro de poco tiempo). Lo que sí te puedo asegurar es que de todos los músculos que puedes entrenar en el gimnasio, de todas las cosas que puedes alterar con “el cambiazo” de guardarropa y estilo modernísimo, de todas las frases chéveres que puedes recolectar a lo largo del ciberespacio… el arma más poderosa, la herramienta más valiosa, es una con la que YA CUENTAS. Qué conveniente, ¿no?

Sí, me refiero a tus ojos.

Si no lo has hecho aún, te invito a revisar un “antiguo” post del blog, en donde discuto unos conceptos útiles y ejercicios de a dos personas para trabajar tu capacidad de observación y calibración básica. Esto es CLAVE para poder hacer el trabajo que considero más interesante (y el que te va a otorgar DE LEJOS más satisfacciones, y más poder personal como comunicador).

A veces me escriben preguntando ¿Cómo sé cuándo es que tengo que besarla? O “ella está actuando medio rara y no sé por qué.” Todo radica en que no estás usando lo que Dios te dio… y no, no me refiero a ESO otro, sino a tus ojos. Un maestro de la seducción no es tanto alguien que sabe qué decir o hacer, sino alguien que sabe DARSE CUENTA de los cambios de estado mental por los que está atravesando la mujer. Tal información es la base para saber desenvolverse y poder GUIAR a la mujer hacia un estado que le sea más placentero y beneficioso a ella, dentro de un marco de referencia establecido por TI.

Espero que esto esté empezando a mover interruptores en tu cerebro.

Te sugiero que practiques los ejercicios recomendados en mi post anterior, a la vez que te entrenas con algo que recomiendo en mi libro. La idea es que desarrolles no sólo tu capacidad de observación, sino tu intuición para con las personas. Todos poseemos un “no se qué” que nos informa acerca de las personas, brindándonos información que muy difícilmente uno podría explicar con palabras o de manera lógica. Esa “sensación” que nos dice “no, esa persona no es de confiar” o “sí, este tipo sabe de lo que habla.”

Y en vista que lo que quieres es tener esa facultad afinada cual violinista antes de un concierto, entonces tienes que salir a la calle y entrenarte en el mundo real, repitiendo la mayor cantidad de veces que puedas un ejercicio como el que recomiendo a continuación.

- Sal a un lugar bien transitado, quizás una plaza o centro comercial, quizás algún lugar al aire libre donde haya gente sentada en bancas o mesas con gente tomando café o lo que sea. Importante, lleva contigo LÁPIZ Y PAPEL para tomar apuntes.

- Observa a alguien que esté sentado o relativamente fijo. Observa a la persona, su postura, su “ritmo” en general; toma nota de su “energía,” ¿está como ensimismada, en introspección, o hacia afuera, comprometida con el mundo que la rodea? Observa su atuendo, ¿está vestida como para ir a trabajar, o para ir a la universidad, o quizás arreglada como para irse a una fiesta? ¿Tiene accesorios como un collar interesante, o aretes, o algo así que ella definitivamente escogió muy deliberadamente para que vaya con su atuendo? Toma algunos apuntes acerca de esto.

- Contempla también el ESTADO MENTAL por el cual la persona se encuentra. Esto es subjetivo, pero lo que queremos es que desarrolles tu habilidad para calibrar esto. Toma algunos apuntes, quizás como lluvia de ideas con palabras que te vienen a la mente al observar a esta persona, quizás cosas como “alegre,” “cansada,” “atareada,” “tensa,” “relajada,” “alerta,” “aturdida.”

Toma notas puntuales, pero evita ir más allá de lo necesario—evita adherir mini-historias donde pretendes saber el “por qué” del estado mental de la persona. Es decir, una chica que está mordiéndose las uñas, con la espalda encorvada, los ojos abiertos y pupilas dilatadas bien puede calificar para que nos parezca “tensa,” pero ello PARA NADA quiere decir que tengamos que escribir algo como “quizás peleó con su novio.” Nota que esto último es una total FICCIÓN, ya que más allá de lo que nuestros ojos nos dicen, no sabemos absolutamente NADA de la persona. *Recuerda mantener este un ejercicio VISUAL y no uno de creatividad literaria.*

Si te das cuenta, para muchos chicos que se hacen bolas con el acercamiento, es muchas veces el hecho de que empiezan a crear mini-cuentos acerca de lo que observan (“está esperando a sus amigas,” “seguro tiene novio,” “se ve como que se va a molestar si me acerco”) y dejan temporalmente de VER aquello que tienen enfrente. Y ESO es precisamente lo que busca trabajar este ejercicio.

Tómate tu tiempo y haz esto con varias personas. Recuerda, somos personas y nuestro estado mental CAMBIA frecuentemente. Observa los estados de varias personas y nota quizás si sus estados mentales fluctúan a lo largo de la sesión. Trata de ser discreto, ya que si bien estás observando, no estás pintando su retrato en tu cuaderno—no tienes que quedarte mirando como maniático por veinte minutos.

Con el tiempo vas a notar que tu habilidad de observar el estado mental de las personas es un tanto mejor calibrado. Tal solidez te da la capacidad para poder demostrar mayor conocimiento de la persona y generar mayor Proximidad. Para poder traer a la mujer a TU mundo, antes tienes que demostrar que entiendes el SUYO. El primer paso para lograr esto es tener la capacidad de observación para poder darte cuenta de “dónde se halla” en términos de su estado mental-emocional.

No te pierdas la segunda parte de este episodio, donde veremos cómo llevar esta habilidad a un nivel más avanzado dentro del marco de una conversación…


E.M.

www.MaestroSeduccion.com

Labels: , , , , , , ,