Monday, June 19, 2006

Cinco: Los Bloqueadores

Estudioso lector, quiero ahora, a la manera de una clase de ciencias naturales, o quizás estrategia militar, hablar un poco sobre los obstáculos que pueden potencialmente impedir que logres ese contacto inicial con una chica que te llama la atención. Estos obstáculos también pueden presentarse cuando crees que estás conversando de lo más bien, y llega de improviso uno de estos. Para propósitos didácticos, los llamaremos Los Bloqueadores (porque bloquean, en fin, tu acceso a la chica de tu agrado). Vale la pena conocerlos, ya que si te tomas el trabajo de acercarte a una chica, por qué dejar que alguien malogre la diversión para ti y para ella. Sin más ni más, aquí están:

1) La Barrera Protectora: Tu obstáculo principal es la Barrera Protectora con la que se resguardan las mujeres a la hora de salir a la calle. Es más una idea que algo físico. Píensalo, si una mujer atractiva se detuviera a hablar con CADA hombre que le dirige la palabra, que le da un cumplido, o que la mira… la mujer no podría moverse dos metros en ningún espacio publico. Ni qué decir de hablar con hombres que le gusten. Por esta razón muchas veces al acercarte a una mujer, ésta va a mostrar una actitud… poco amigable, por decirlo de alguna manera. Y tiene razón, no la juzgues como una “maldita” o algo así por no hacerte caso. Recuerda, es solo una barrera que ella asume para protegerse, de la misma manera como yo me protejo de las manipuladoras y las mentirosas gracias a las enseñanzas de mis Maestros. Hablaremos de maneras para romper la barrera protectora en otro episodio.

2) Sus amigas y amigos: Muchos hombres creen que es cuestión de armarse de valor e irrumpir el grupo de la chica que le agrada, así se encuentre rodeada de otras personas. Error. Cuando una chica se halla rodeada de amigos, estos amigos asumen como su responsabilidad EL CUIDARLA de sujetos extraños, como tu. Por esta razón, si es tu intención irrumpir al circulo de la chica, es tu TAREA PRINCIPAL el asegurarte que sus amigos te perciban como alguien no peligroso, divertido, y valioso socialmente. O SEA, que antes de dirigirle la palabra a la chica de tu interés, hazte amigo de los hombres, si es que los hay, y de sus amigas… en especial de las feas. Esto tiene motivos dobles: si los hombres te dejan penetrar el grupo (“no pun entended”), entonces ya puedes hablarles sin el constante temor de que alguien quiera buscar problemas; ahora, recuerda también que las mujeres son seres sumamente COMPETITIVOS. Eso quiere decir que si les prestas atención a sus amigas feas, ella se va a preguntar “¿por qué no me pone atención a mí?” y se va a interesar en ti, sin necesidad de que siquiera le dirijas la palabra.

Recuerden que no hay nada peor que estar hablando de lo más bonito con una chica, y que venga su amiga fea y empiece a jalarla y apartarla de ti, diciendo que tiene que hablar con ella o que ya es hora de irse. Su amiga hace esto por la simple y sencilla razón de que no quiere sentirse apartada por tu culpa. Por eso, como principio general, mientras más alienes a sus amigos y amigas, más van a trabajar estos para que te vaya mal. Gánate su amistad y tendrás muy pocos obstáculos.

3) Otros hombres: La idea con otros hombres (ver: no aquellos dentro de su circulo de amigos) es similar. Ellos quieren a la chica para ellos mismos, y van a hacer todo lo posible para sabotearte. Esto incluye sacarla a bailar mientras estás conversando con ella, buscarte problemas o ponerse agresivos (creen que haciéndose los “machitos” la chica les va a prestar más atención). No quiero que estés paranoico pensando que TODO hombre en el recinto quiere quitarte a la chica, pero quiero nada más que comprendas que si la chica es guapa (como debe ser toda chica que te interese), entonces es lo más probable que tengas competencia.

Luego veremos una forma eficaz para salir del aprieto que estas personas generan, pero de momento quiero decirte que tu actitud es lo más importante. Nunca pienses que tienes que ponerte a competir o pelear por una chica. Si caes en ese juego, ya perdiste. Tu actitud SIEMPRE debe ser “Si la chica no quiere, hay otras diez que sí.” Así que si estas hablando con una chica, y llega un don nadie y te empieza a cortar, NO caigas en el juego y empieces a tratar de hablar más fuerte que el o hacer payasadas para llamar la atención de la chica. Simplemente date media vuelta y empieza a hablarle a otras chicas (si son amigas de la otra chica, mejor aún—usa la competitividad femenina a tu favor).

4) Tus amigos: En el mejor de los casos, el amigo o los amigos con quienes paras te ayudan a enfrentar las situaciones que encuentras (ya veremos como, en específico). Pero en el peor de los casos, o hay una falta de comunicación, o tu amigo es medio lenteja, o medio pendavis, y en lugar de ayudarte a seducir a la chica, te sabotea. Es el caso de cuando estas en pleno floro y viene uno de tus patas y te dice que le presentes a la chica, o te empieza a conversar de lo que sea, interrumpiendo el patrón de atención que ya tenias con la chica. Entonces, para hacer que la chica entre en trance nuevamente, tienes que básicamente empezar del principio. Creo que es mejor establecer algún tipo de señal con la cual uno le indique a sus amigos que en ese momento uno se encuentra “trabajando” y necesita unos momentos más para poder completar la operación, por lo que es mejor no interrumpir. Un buen amigo tendrá el tino para ver en qué circunstancias es mejor dejarte el campo libre para trabajar, o quizás pasar y darte una palmada en el hombro o algo asi, como para que la chica vea que además de ser un galanazo, eres un ser social.

***

Bien, ya vimos a los principales Bloqueadores que uno se puede encontrar, y algunas formas de contrarrestarlos. Pero probablemente nada puede ser mejor para contrarrestar el bloqueador que lo que llamo un “911.” ¿Alguna vez han visto cuando el presidente de EEUU da un discurso, siempre en la parte de atrás se ven a unos fortachones con walkie-talkies y lentes oscuros? Esos son los miembros del personal de seguridad. Ahora, sean concientes, que ante cualquier eventualidad, el guardaespaldas va a sacar pecho y ofrecer su vida antes de que algo le pase al presidente (o por lo menos, eso hace un guardaespaldas de verdad). O sea, si estas caminando, y de pronto alguien lanza una granada, el guardaespaldas, SALTA SOBRE LA GRANADA y recibe la explosión, antes de que algo malo te pase a ti. De una manera, eso es lo que hace el amigo al que llamaremos 911, ante cualquier bloqueador, el responde y lo intercepta, de manera que tu puedas continuar trabajando a la chica.

Ejemplo. Estas hablando con una chica, y notas que su amiga, la feita, empieza a ponerse media incomoda. En cuestión de momentos la feita va a decir algo como “ya estoy cansada, ¡vámonos, Mary!” y te va a quitar la presa que ya prácticamente va a caer. Pero para eso esta tu 911, quien como buen soldado, asume la responsabilidad de empezar a (escalofríos) entablar conversación y hasta empezar a SEDUCIR a la amiga fea, de manera que ésta se olvide de que está sola y aburrida, y que se tienen que ir, dándote a ti el tiempo que necesitas. ESO, señores, es un buen amigo.

Lo mismo con otros bloqueadores: si uno de los amigos de ella, o algún extraño viene a bloquearte, tu 911 se encarga de hacer que su atención cambie de foco, distrayéndolos y quitándotelos de encima.

Obviamente, mientras más experimentado y buen seductor sea tu amigo, mejor cumplirá su labor como 911. Solamente, para evitar malos entendidos, decidan de antemano quién va a ayudar a quién: ¿Hoy es tu noche o la suya? Concuerden en quién va a elegir primero a la chica de su preferencia, en caso estén dos amigas juntas (por lo general, la “regla” es que quien Abre o inicia conversación con un grupo de mujeres, tiene el privilegio de escoger primero, en premio a su valor). Además de no ser agradable tener la idea de que vas a seducir a una chica y tu amigo te bloquee (o que tú lo bloquees a él), el hacer arreglos previos evita rivalidad innecesaria. La idea es que ambos puedan cooperar el uno con el otro en diferentes momentos de la velada, o en diferentes días.

Otra de las “reglas” del 911 es que, frente al grupo de chicas que estas buscando seducir, TU eres la persona más COOL del universo. Ya sabemos que no es cool ser presumido, o echarse flores a uno mismo, especialmente frente a las mujeres. La idea es que sea el 911 quien te echa flores, para demostrar lo valioso que eres frente a la chica a la que estás buscando seducir. Comentarios como “¡mi amigo es el mejor cocinero de Lima!” o “si no han escuchado a Miguel tocar el piano, ¡no han vivido!”… Cosas que si Miguel dijera de si mismo, no funcionarían (noten que Miguel gana puntos por pasar como modesto). Otra estrategia para tu 911 es que, en algún momento cuando vas al baño, el les dice a las chicas algo como “Ese Miguel… es mi mejor amigo… ¡gran tipo! Es muy modesto, y si se enterara que les estoy contando esto, se molestaría conmigo… pero él es el mejor corredor de rally del Perú.” Miguel queda como un campeón, porque otro le esta echando flores a sus espaldas, y queda como modesto, porque Miguel “jamás permitiría que su amigo le eche flores frente a dos chicas que acaban de conocer.”

Tu 911 evita que te bloqueen, a la vez que ayuda a que la chica que te interesa te perciba como alguien socialmente valioso.

Para que la situación sea beneficiosa no sólo para ti, sino también para tu 911, busca crear formas de recompensa: hoy él saltó sobre la granada, pero para la próxima tú harás lo mismo por él; cómprale un trago o invítale un sándwich al final de la noche. Recompensa a tu 911, y se su 911 cuando el lo necesite, y ambos saldrán siempre victoriosos de los apuros que genera el querer conquistar a una mujer.

E.M.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home